Rediscovered Astronomy

Space & Astronomy News + Solar System Animations

Sedna, 2012 VP113 y el Elusivo Orbe Llamado Planeta X

Sedna 2012 VP113 and the lost orb Planet X

2012 VP113 Celestia object, Rediscovered Astronomy

Sedna, 2012 VP113 y el elusivo orbe llamado Planeta X

Click for English

Astrónomos, astrofísicos, astrobiólogos, geólogos y otros científicos han buscado por mucho tiempo una Súper Tierra que dé respuesta a las perturbaciones en las órbitas de los planetas del Sistema Solar exterior. Los científicos han buscado un planeta desconocido, de ahí el término “Planeta X”.

Como resultado de su búsqueda, el Sistema Solar ha expandido sus límites a distancias cada vez más lejanas.

 

Sedna 2012 VP113 and the lost orb Planet X
2012 VP113, Celestia | Rediscovered Astronomy

 

El siguiente recuento demuestra que la búsqueda del Planeta X ha estado activa todo el tiempo.

 

Primeras Búsquedas del Planeta X

Después del descubrimiento de Urano en 1781 por William Herschel, los astrónomos sospecharon la presencia de un planeta desconocido aún por descubrir. Los científicos pensaron que un planeta X sería la causa de perturbaciones en la órbita de Urano. En 1821, Alexis Bouvard demostró por medio de cálculos matemáticos la influencia de otro cuerpo planetario sobre Urano.

 

Hue Storm Uranus, Keck II
Urano, Keck II

Otros astrónomos continuaron el trabajo de Bouvard, y en 1845, Urbain Le Verrier llegó a la misma conclusión. En el periodo entre 1845 y 1846 tanto John Couch Adams como Johann Gottfried Galle observaron a Neptuno. Entonces las perturbaciones en la órbita de Urano se le atribuyeron a Neptuno.

 

Sedna, 2012 VP113 y el elusivo orbe llamado Planeta X
Neptuno, Hubble

Posteriormente, a comienzos del siglo XX, Percival Lowell percibió perturbaciones en la órbita de Urano que no fueron resueltas en ese entonces con la presencia de Neptuno. Se asumió que un planeta x era la causa de los cálculos hechos por Lowell. En los siguientes años, basado en el trabajo de Lowell, Clyde Tombaugh descubrió Plutón en 1930.

Por décadas se asumió que Plutón era el perturbador de Urano [y Neptuno].

 

Plutón y sus lunas, Hubble

Sin embargo, Plutón resultó ser demasiado pequeño para provocar cualquier perturbación a las órbitas de Urano o Neptuno. No fue sino hasta el descubrimiento de Caronte, la luna más grande de Plutón, (por James W. Christy) que se determinaron el tamaño y masa reales de Plutón.

Si existían perturbaciones en las órbitas de Urano y/o Neptuno, Plutón no era la causa.

 

Búsqueda Posterior del Planeta X

Robert S. Harrington, del Observatorio Naval de los EEUU, continuó la búsqueda de un planeta x que pudiera explicar las perturbaciones en las órbitas de Urano y Neptuno.

En un estudio científico titulado: La Ubicación del Planeta X, Harrington postuló que el planeta desconocido podría estar en las regiones estelares de Escorpión o Tauro.

Robert S. Harrington publicó después en 1991 un segundo estudio titulado: La Búsqueda del Planeta X, en el cuál explicaba el estado de la búsqueda hacia los cielos del hemisferio sur.

Harrington continuó con su búsqueda hasta el momento de su fallecimiento en 1993.

Enlace a PDF.

 

R.S Gomes y Sylvio Ferraz-Mello también basaron su búsqueda del Planeta X en las perturbaciones a las órbitas de Urano y Neptuno.

En particular, esta teoría de la existencia del Planeta X se desechó debido a que se hicieron cálculos adicionales que atribuyeron las perturbaciones propuestas por Lowell, Harrington, Gomes, y otros a Neptuno o a simples “errores de cálculo”.

 

Sedna, 2012 VP113 y el elusivo orbe llamado planeta x
Objetos Trans-Neptunianos hasta 80 UA

 

Sin embargo, se propusieron nuevas teorías en la década de los años 90 y al comienzo del nuevo siglo.

 

El Planeta X y las Teorías de los Cometas

 

Richard A. Müller postuló la existencia de un compañero estelar [sub-estelar] del sol. La teoría de Némesis de Müller trataba de explicar las extinciones masivas periódicas en la Tierra por medio de cometas provenientes de la Nube de Oort. Esta estrella enana roja se encontraría afuera de la Nube de Oort.

A pesar de la propuesta de Müller, nuevos estudios geológicos por parte de Melott and Bambach (2010 and 2012) determinarían que existía una diferencia significativa de millones de años en los periodos de extinciones masivas que diferían de los periodos propuestos por Müller.

Enlace

Actualización Octubre 2015

Sin embargo, un estudio más reciente de Michael R. Rampino (2014) sugiere que el periodo de extinciones masivas en la Tierra pudiera ser mucho más corto, alrededor de 30 millones de años. Rampino atribuye este periodo extremadamente más corto a fuerzas galácticas que perturban los cometas de la Nube de Oort cuando el sol pasa por el disco galáctico.

Enlace a PDF

Otros atribuyeron las extinciones masivas periódicas a errores estadísticos o argumentaron que no se tenían observaciones astronómicas que demostraran la presencia de un compañero estelar del sol.

Igualmente en la década de los años 90, John Matese, Daniel Whitmire, and Patrick Whitman postularon la teoría de una estrella café enana, Tyche. Tyche también explicaría la perturbación de los cometas de la Nube de Oort no periódicos.

Sin embargo, otros astrónomos buscaron a Tyche al analizar las búsquedas estelares de IRAS y WISE. Consecuentemente, personal de la NASA ha dicho que no se ha encontrado un cuerpo del tamaño de Saturno o Júpiter en las búsquedas astronómicas WISE o AllWISE.

 

Enana Café Clase Y, JPL – Artista

 

No obstante, nuevos descubrimientos en el siguiente siglo profundizaron la búsqueda de un desconocido Planeta X.

 

La Búsqueda del Planeta X en el Nuevo Siglo

Poco tiempo después del comienzo del nuevo siglo, y del nuevo milenio, ocurrió algo extraordinario. Michael E. Brown, Chad Trujillo y D. Rabinowits anunciaron el descubrimiento de Sedna en el año 2003. Sedna se convertiría en un protagonista clave en la búsqueda del Planeta X y de nuevos cuerpos menores.

Sedna es pequeño, casi 1, 000 km, pero la órbita de Sedna lo lleva mucho más lejos que Plutón a 76 UA perihelio [distancia más cercana al sol] y 940 UA afelio [punto más lejano al sol]. Los astrónomos no podían explicar la presencia de Sedna en esa parte del Sistema Solar. Algo debió haber actuado como perturbador más allá de Plutón; probablemente un cuerpo masivo o Planeta X.

El planetoide Sedna resultó ser de gran importancia debido a su papel clave en señalar la probable existencia de un cuerpo masivo que perturba el Sistema Solar exterior.

 

Sedna, 2012 VP113 Planeta X
Eris más Sedna y 2012 VP113 – orbitas casi al punto más cercano al sol- Rediscovered Astronomy

 

Michael Brown anunciaría el descubrimiento de otro cuerpo en el año 2005, Eris.

Eris es más grande que Plutón y provocaría una total reconsideración por parte de la UAI de lo que constituye un planeta y la clasificación para un nuevo tipo de planeta, el planeta enano. Al final, tanto Eris como Plutón fueron reclasificados como planetas enanos.

Ni el tamaño de Eris ni su ubicación en el Cinturón de Kuiper explica la órbita de Sedna o su misma presencia hacia la Nube de Oort. Los científicos no podían explicar por qué Sedna estaba allí. Los registros astronómicos comenzaron a señalar a un cuerpo masivo como el cuerpo perturbador, el Planeta X tenía que estar allí.

Además de la Teoría de Tyche, y antes de que [Tyche] fuera descartada por astrónomos contrarios a ellos, Matese and Whitmire postularon una nueva teoría en el año 2006.

John Matese, Daniel Whitmire y Jack Lissauer piensan que un cuerpo sub-estelar masivo y de órbita amplia es el perturbador de Sedna para haber puesto a este último cuerpo en una órbita tan alargada [de 76 UA a ~940 UA].

El cuerpo masivo que Matese y su equipo postulan estaría a 800 UA y se acercaría hasta +76 UA para haberse llevado a Sedna lejos del Cinturón de Kuiper o del Disco Disperso hasta su actual afelio de 940 UA.

Matese y Whitmire se basaron en parte en el estudio de Gomes (2005) de mecanismos resonantes y objetos con órbitas de 40 UA a 260 UA. También mencionan la investigación de Morbidelli y Levison (2004) acerca de una estrella de baja masa o estrella café enana a 800 UA que pudiera estar actuando como perturbador, un planeta x.

Matese, Whitmire y Lissauer explicaron que aunque ellos estaban buscando un cuerpo sub-estelar, su modelo también funciona para un cuerpo de la masa de Neptuno y a menos de 200 UA (afelio) de distancia.

Tal objeto puede no haber sido detectado con las búsquedas estelares de WISE.

 

Sedna, 2012 VP113 y el elusivo orbe llamado Planeta X
Sedna, Eris y 2012 VP113, órbitas – Rediscovered Astronomy

 

Investigación Actual del Planeta X

El descubrimiento de 2012 VP113 a principios de 2014 por parte de Scott Sheppard y Chad Trujillo apoya y extiende las teorías que proponen la presencia de otro planeta en el Sistema Solar exterior. 2012 VP113 [apodado Biden] yace a 80 UA perihelio y ~445 UA afelio.

Sheppard y Trujillo piensan que puede existir una Tierra masiva y han expresado que WISE / AllWISE no es la búsqueda estelar apropiada para encontrar un cuerpo de hasta 10 veces el tamaño de la Tierra y menos masivo que Saturno.

No llevó mucho tiempo para que otros astrónomos propusieran una nueva teoría acerca del Planeta X.

Pocos meses después del anuncio del descubrimiento de 2012 VP113, Carlos De La Fuente y Raúl De La Fuente presentaron su nueva teoría de Planeta X (junio 2014) en un estudio titulado: Objetos Trans-Neptunianos y el Mecanismo de Kozai: Señalando la Presencia de Planetas Trans-Neptunianos

Enlace a PDF

[Es este estudio el que algunos sitios de Noticias del Espacio están citando como noticia cuando fue presentado en junio de 2014]

En su primer estudio (junio 2014), De La Fuente y De La Fuente propusieron la existencia de una “Súper-Tierra” a ~200 UA. Esta Tierra masiva pudiera explicar la presencia de Sedna y objetos similares. De La Fuente y De La Fuente analizaron las órbitas de 13 objetos con el mecanismo de Kozai.

Los científicos creen que pudieran existir dos de estas Súper-Tierras, una a 200 UA y otra a 250 UA en una órbita resonante de tipo ~3:2.

 

Sedna, 2012 VP113, Planet X
Las órbitas de los planetas y planetas menores del Sistema Solar, Celestia – Rediscovered Astronomy

 

El segundo estudio de De La Fuente y De La Fuente de octubre de 2014 [no de enero de 2015] titulado: Cuerpos Menores… Lo que Puede Señalarnos el Cometa 96P/Machholz 1 acerca de la Evolución en las Órbitas de Objetos Trans-Neptunianos… apoya su estudio de junio de 2014.

Enlace a PDF

A pesar de las múltiples teorías que favorecen la existencia del Planeta X, algunos sitios de astronomía se resisten a admitir que continúa la investigación acerca del Planeta X. Nunca ha estado ausente de la investigación científica.

Algunos de esos sitios citan los estudios de Michael Brown (co-descubridor de Sedna y Eris), pero no mencionan los estudios de muchos otros astrónomos que han propuesto teorías y más teorías que favorecen la existencia del Planeta X.

A la fecha, Michael Brown se niega a decir que puede existir un planeta masivo. Ha sido forzado a admitir que existe “algo” más que tuvo que actuar como perturbador. Brown sí dice que debe haber más planetoides por descubrir y tal vez, sólo tal vez, un planeta más de la masa de la Tierra aproximadamente.

Crédito a quien se lo merece, Michael Brown pasará a la historia por el descubrimiento de Sedna y Eris, pero no es él quien propone estas nuevas teorías, y él no detectó la presencia de 2012 VP113.

 

2012 VP113 – Biden

La búsqueda de un planeta masivo [de 2 a 10 masas/Tierra] nunca ha parado sin importar la pobre investigación que exhiben algunos sitios de noticias del Espacio/Astronomía en la red al momento de tomar decisiones editoriales. Esos sitios sólo publican después de que lo hace el sitio de noticias de la NASA o después de enterarse de ello a través servicios de cables informativos. Pero los estudios de algunos astrónomos nada más se encuentran en bases de datos de universidades y no aparecen en noticias [de la NASA] o en cables informativos.

Otras teorías pudieran también explicar la presencia de Sedna y de 2012 VP113 [inclusive las teorías de Brown {enlace a PDF} – las teorías más recientes no están de acuerdo con la posición de Brown]. Sin embargo, eso no significa que no se hacen investigaciones científicas acerca del Planeta X o que sólo los escritores de la nueva era escriben acerca del tema.

 

 


Por J.J. Del Mar © Rediscovered Astronomy, enero de 2015

 

Advertisements

Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: